Inicio > Relatos > Un caballo llamado Tiempo

Un caballo llamado Tiempo

julio 4, 2009

tiempo

Un relato que leí hace poco y que me ha gustado muy mucho; Aquí os lo dejo para que también lo podáis leer, y sobretodo, para que no se me pierda en la memoria. Incluye la fuente más abajo, y recomiendo encarecidamente que sigáis el blog del autor, no os va a dejar a ninguno indiferente. Prometido (;

Un caballo llamado Tiempo…

Te escribo a ti, que has vivido una vida que no te pertenecía.
A ti, que naciste quizás en el momento y lugar equivocados.

Te escribo a ti que tuviste que hacerte amigo de la soledad.
Tuviste que soportar risas y humillaciones, sin haberle hecho nada a nadie.

Te escribo a ti que has tenido que ocultarte tal y como eres, y negarte la felicidad.
La que nos da el único sitio donde todavía tenemos libertad: la cama.

Te escribo, por haber llorado agarrado a la almohada, suplicando ser “normal” y preguntándote por qué.
Maldiciendo cada día que tenías que ir a clase de educación física por miedo a las burlas sin sentido en los vestuarios.

Por haberte casado, tenido hijos, al lado de una persona que quieres, pero no amas.
Sabes que no lo merece, pero no pudiste hacer otra cosa. Era eso, o condenarte a la soledad.

A ti, que aún habiéndote aceptado, sigues teniendo miedo. Miedo a querer, y a que te quieran. Miedo al sexo y a que te hagan daño, tanto como te hicieron sin merecerlo.

PERO también te escribo a ti, que tuviste un par de cojones, para demostrarle al mundo, que maricón es el que pega a su mujer porque no se atreve a enfrentarse a los demás. Quien quiere a otr@ de su sexo es otra cosa, llámalo gay, homosexual, o lo que quieras, pero no maricón. De esos ya hay muchos, y con mujer e hijos.

A ti, que has resurgido de tus cenizas y te has mostrado tal como eres, apelando a tu naturaleza.
Que te han colgado el San Benito de la pluma, y te has hecho un “lindo sombrero” con ella, mientras los demás te intentaban marginar.

A ti, que has tenido que poner colores donde todo el mundo quería que hubiera grises.
Que has dado un golpe en la mesa, con los ojos rojos y llenos de lágrimas, diciendo “por ahí NO PASO“.

Te escribo a ti que has soportado insultos sólo por ser tú. Que te han pegado, maltratado, sólo por haber nacido así, y sólo por ir caminando en una calle cualquiera. Y que aún así, levantas la cabeza bien alta y gritas “SÍ, SOY GAY, ¿Y QUÉ?

Que no tiene nada de malo querer a otra persona, sea del sexo que sea, y por muy dicho que esté…
Hubo un tiempo, y lo sigue habiendo, en el que se mata por querer a otra persona… ¿Imaginas?

Uno no elige ser gay. Si así fuera, todos los que hemos llorado agarrados a la almohada, habríamos elegido el “camino fácil”.

Y llega un momento, en el que tienes que decidir: TU FELICIDAD, o la indiferencia de los demás. Yo sin duda, me quedo con mi felicidad.

Estas palabras, van dedicadas a quienes han luchado por la igualdad y el RESPETO, soportando todo tipo de vejaciones. Quizás nadie se acuerde de ellos. No tienen “nombre”, son gente común, que han luchado, y siguen luchando día a día. GRACIAS. DE CORAZÓN.

Y a quienes siguen sin aceptarse, sin aceptarlo, sólo un par de cosas:

1) La vida es muy corta, y el caballo llamado Tiempo corre muy deprisa. Tú sabrás si prefieres seguir viviendo sólo, por muy acompañado que estés, y dejar que lo mejor del amor se vaya, o decides VIVIR, con mayúsculas, y por mucho que te cueste. La felicidad a veces es tan sencilla como sentirte a gusto y querido POR TÍ MISMO. Y recuerda, que “el verdadero amor, el propio, se recupera en brazos ajenos” (by Risto Mejide).

2) Si aún así, decides seguir encerrado en tu burbuja, por favor, DÉJANOS EN PAZ. No hay NADA peor que un/a gay/lesbiana reprimid@. Sois l@s más homófob@s, porque la envidia os mata por dentro. Ese, sin duda, es VUESTRO problema, no el mío. Igual que yo no me meto con tu decisión, no te metas con la mía. Que puestos a decidir, yo sólo he decidido ser feliz. Tú, engañarte a tí mism@, a tu pareja, a tus hijos (si los tienes), y a todo lo que te rodea. Vives una mentira, pero no lo pagues con los demás, que bastante tienes con lo tuyo.

Fuente

Anuncios
Categorías:Relatos
A %d blogueros les gusta esto: